Tramites legales para casas prefabricadas

La mayoría de la gente tiene una idea equivocada cuando se trata de casas modulares o prefabricadas. A primera vista piensan que solo será necesario tener el terreno, comprar la casa y montarla en la misma planta baja, y ya está. Sin embargo, nada más lejos de la verdad.

Tal y como estipula la legislación vigente, mientras la construcción esté hundida permanentemente en el suelo, el marco legal es exactamente el mismo que el de una Bauhaus tradicional, por lo que se deben seguir los trámites legales oportunos.

La construcción es la actividad o el resultado de la construcción, reconstrucción, ampliación, modificación o mantenimiento de una propiedad destinada al uso humano, así como cualquier otra construcción que esté permanentemente empotrada en el suelo.

Independientemente del tipo de construcción, el permiso es obligatorio y la ley de aplicación general, que solo difiere del método de construcción, y el procedimiento para instalar una casa modular o prefabricada en una propiedad es exactamente el mismo que el del terreno cuando se construye una casa en la propiedad.

En primer lugar, se comprobará si se dan las condiciones para la construcción en esta propiedad en particular.

Si el terreno no lo permite o se encuentra en una zona que no permite edificar, no es el hecho de que sea una casa de madera simplemente colocada encima del terreno lo que permite la instalación. Se repite: La instalación de una casa modular o casa prefabricada es sinónimo de edificación.

Luego, como ocurre con cualquier solicitud de licencia, el proyecto arquitectónico debe presentarse al ayuntamiento correspondiente, que incluye las memorias descriptivas, pisos, cortes, vistas, etc. y es suministrado por la empresa a la que se adquiere la vivienda.

Por otro lado, las empresas que ofrecen este tipo de construcción suelen tener precios que incluyen también los servicios de seguimiento del proceso de homologación, ya que solo pueden colocar la casa en el solar después de esta homologación.

Una vez aprobado el proyecto arquitectónico, se deben presentar los proyectos especiales (ej. Electricidad y distribución eléctrica, instalación de alcantarillado y gas) y, una vez recibido, el ayuntamiento consultará a los organismos que legalmente estén obligados a emitir el dictamen, permiso o permiso. , y se otorga el permiso de construcción.

Entonces también debe tratar la licencia para el proyecto residencial como en una casa construida tradicionalmente. Una vez finalizada la obra, deberás solicitar al ayuntamiento (y previa visualización de la obra) el permiso de uso, ya que ellos comprobarán el cumplimiento del proyecto aprobado y sus condiciones.

Si desea comprar una casa modular o prefabricada, primero debe verificar si la propiedad se puede construir o no.

Posteriormente contacta con la empresa que desees y selecciona el tipo de vivienda, ya que de esta elección dependerá si se requiere o no permiso ante el ayuntamiento.

Deja un comentario